Quito | Exhiben muestras de patrimonio cultural de Manabí afectado por el terremoto

Hace 3 años, el 16 de abril de 2016, un terremoto de 7.8 afectó la Costa ecuatoriana, principalmente, las provincias de Manabí, Esmeraldas y Santa Elena.

El movimiento telúrico dejó 675 muertos, más de 6.000 heridos y aproximadamente 29.000 construcciones afectadas.

Sin embargo, el patrimonio cultural también se vio afectado. Para tener una idea, solo en Manabí, el 50% de la infraestructura cultural registraba daños. Los artesanos de esa provincia, con el desplome de sus viviendas, perdieron sus hornos y piezas listas para la comercialización.

Parte de esa devastación se encuentra en una de las salas de exhibición del Museo Mindalae, ubicado en Quito, en el sector de La Mariscal.

Las piezas rotas de estas artesanías forman parte de la puesta en escena de una zona especial dedicada a Manabí, la cual nació de la idea de apoyar a los artesanos afectados y conmemorar su identidad. “Esta forma de expresión forma parte del patrimonio intangible de la provincia”, indicó Daniela Castillo, coordinadora del Museo Mindale.

Castillo señala que una de las formas de apoyar a los artesanos, fue la decisión de comprar las piezas en el estado que estaban y montar la muestra “Manabí, bajo tu piel”. Al respecto, Juan Martínez, director del Museo, indicó que con los artesanos de esa provincia se trabaja desde hace 15 años y con la catástrofe del terremoto se redobló el apoyo hacia ellos. “La sala es un homenaje a ese pasado histórico de la provincia, de extraordinario valor, el cual es parte de nuestro ADN cultural”, indicó.

La exposición

Las artesanías que ahí se exhiben no son comunes. Algunas son réplicas de cerámicas arqueológicas o son nuevas piezas que guardan relación con el pasado histórico de los pueblos ancestrales que se asentaron en esos territorios. La sala incluye máscaras, vasijas, entre otros objetos que reconstruyen la memoria, a través de las hábiles manos de mujeres y hombres artesanos-ceramistas.

Tras el terremoto, y a pesar de haber perdido (en algunos casos) sus herramientas de trabajo, los artesanos se agruparon y decidieron seguir produciendo piezas y no perder su sustento, indicó Castillo.

Su trabajo es una muestra de cómo a pesar de la catástrofe física, el terremoto no pudo desplomar la identidad cultural de la provincia, y por qué no decirlo, del país. (Metro Ecuador)

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*